domingo, 8 de noviembre de 2009

Recomendaciones que llaman al diálogo y piden el ceso a la persecución

Amnistía Internacional,
Declaración Pública. AMR 46/011/2009.30 Julio 2009

“El Gobierno debe ahora garantizar que dicha consulta se realice a través de los representantes de los pueblos indígenas libremente elegidos por ellos, de acuerdo a sus costumbres. Para que este proceso de diálogo que se ha iniciado tenga resultados que sean aceptados por los pueblos indígenas es importante que se garantice la participación de sus líderes legítimos. En este sentido, Amnistía Internacional ve con preocupación la naturaleza de los cargos presentados contra varios dirigentes indígenas que en la opinión de la organización son desproporcionados, no sustentados y podrían ser políticamente motivados. Amnistía Internacional exhorta a las autoridades a revisar dichos cargos”.

Relator Especial de Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas, S. James Anaya.
OBSERVACIONES SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE LA AMAZONÍA Y LOS SUCESOS DEL 5 DE JUNIO Y DÍAS POSTERIORES EN LAS PROVINCIAS DE BAGUA Y UTCUBAMBA, PERÚ. 20 Julio de 2009:

“Como una medida encaminada a generar confianza entre las partes para avanzar en el proceso de diálogo, el Relator recomienda que las autoridades competentes revisen las imputaciones y procesos judiciales contra dirigentes y autoridades indígenas, cuya participación en el dialogo es indispensable. Sin embargo, le preocupa que de conformidad con información recibida, el 23 de junio agentes de la policía habrían ingresado a la sede de ORPIAN, una organización regional indígena que forma parte de la AIDESEP, buscando a dirigentes de dicha organización y deteniendo a una persona. Además, el Relator Especial nota con preocupación que, al parecer, continúan haciéndose imputaciones penales contra dirigentes indígenas por supuestos delitos vinculados a su participación en los actos de protesta de los pueblos indígenas, tal como lo evidencian las ordenes de detención contra varios dirigentes indígenas en la semana del 6 de julio. Estas órdenes claramente ponen en peligro el proceso de diálogo iniciado en torno al acuerdo de 22 de junio de 2009 mencionado anteriormente”.

Informe de la Federación Internacional de los Derechos Humanos, FIDH.
Perú - Bagua: “Derramamiento de Sangre en el Contexto del Paro Amazónico. Urge abrir diálogo de buena fe. Octubre/09. N°529:

“Cesar todo tipo de hostigamiento –ya sea de carácter judicial, administrativo y mediático– contra las organizaciones y los dirigentes de los pueblos indígenas que protagonizaron la última protesta amazónica. Cuando no estén basadas en ningún hecho probatorio serio, las investigaciones judiciales y las órdenes de captura contra dirigentes y/o miembros de organizaciones de los pueblos indígenas deberán ser levantadas. Promover el diálogo ya iniciado entre el gobierno y las organizaciones indígenas, el cual debe llegar a acuerdos sustantivos que permitan abordar las causas del conflicto, las soluciones a los mismos y la búsqueda de una necesaria reconciliación”.

Pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Peruana y la Defensoría del Pueblo.
“Alto a la violencia”. Lima, junio 2009

“Invocamos a todas las autoridades y dirigentes a optar por el diálogo y la paz y nos mantenemos a disposición del país para colaborar en lo que nos sea requerido, a fin de devolver la tranquilidad a las personas afectadas y a todo el país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada